Una herramienta eficaz para evaluar la calidad de un curso virtual


Cuando las empresas incursionan en el mundo virtual, muchas veces no saben cómo evaluar de forma objetiva a su proveedor de cursos virtuales. Por este motivo, las evaluaciones y correcciones se convierten en un ir y venir de sugerencias sin que exista una herramienta objetiva que permita evaluar si realmente el curso cumple con los estándares mínimos de calidad.

Es por esto por lo que Kaplan, la empresa de educación de idiomas, creó una lista de chequeo que le permite a las empresas contar con una herramienta objetiva para evaluar la calidad de un curso virtual a partir de 12 variables.

A continuación, se describen cada una de las variables:

  • Objetivos: ¿el curso cumplió con sus objetivos de aprendizaje?

  • Evaluación: ¿la evaluación contribuye a los objetivos de aprendizaje?

  • Práctica: ¿el curso permite que el estudiante pueda practicar lo aprendido?

  • Ejemplos: ¿los ejemplos ilustran adecuadamente el contenido temático?

  • Información: ¿la información del curso es relevante para cumplir los objetivos de aprendizaje?

  • Multimedia: ¿los elementos multimedia son ayudas útiles para el estudiante?

  • Introducciones/índices de contenido: ¿el estudiante tiene claro cuáles son los contenidos del curso, en qué sección se encuentra y cuáles le faltan?

  • Integración: ¿el contenido de aprendizaje logra conectarse correctamente a lo largo del curso?

  • Motivación: ¿el curso es realmente motivador para el estudiante?

  • Organización: ¿el contenido está organizado correctamente?

  • Usabilidad: ¿qué tan fácil resulta para el usuario navegar a través del curso?

  • Personalización: ¿el curso ofrece la posibilidad de que cada estudiante reciba retroalimentación de acuerdo con el avance que haya tenido?

Cada una de estas 12 variables se divide a su vez en 2 o 3 aspectos a evaluar y cada uno de estos aspectos se evalúa con base en tres criterios: es evidente, no es evidente o no existe suficiente información. De esta forma, el evaluador le asigna un puntaje a cada aspecto y obtendrá el puntaje final por cada una de las categorías.

La recomendación es que al menos dos personas utilicen la herramienta para evaluar el mismo curso y puedan discutir los resultados obtenidos. Este resultado se compartirá con el proveedor, quien con base en esos criterios podrá trabajar de forma más eficiente en realizar los cambios necesarios para alcanzar los estándares mínimos de calidad.

La gran ventaja de un proceso de evaluación objetivo es que disminuye el sesgo personal y la subjetividad a la hora de evaluar la calidad del curso.

Te invitamos a utilizar esta herramienta, para eso ingresa aquí y descarga el método evaluativo de Kaplan para cursos virtuales

#evaluación #cursosvirtuales #elearning

87 vistas
Koideas Contenidos S.A.S.