top of page

Aprendizaje basado en proyectos


Con la llegada de las nuevas tecnologías, también se han desarrollado metodologías de enseñanza adaptadas a las necesidades y características del aprendizaje en adultos. Una de las metodologías más efectivas en este contexto es el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP).


El ABP en el aprendizaje adulto permite a los estudiantes adquirir conocimientos y habilidades prácticas a través de la realización de proyectos que abordan problemas reales y relevantes para su ámbito de trabajo o sus intereses personales.


En contraste con el enfoque teórico y abstracto tradicional, el ABP parte de situaciones concretas y reales que los adultos enfrentan en su vida profesional o cotidiana. Esta aproximación proporciona beneficios significativos, como una mayor retención de conocimientos y la oportunidad de desarrollar competencias complejas, tales como el pensamiento crítico, la comunicación efectiva, la colaboración y la resolución de problemas.


Para comprender mejor el concepto te invitamos a ver el siguiente video:



El ABP en el aprendizaje adulto se basa en la premisa de que los adultos aprenden de manera más efectiva cuando se les presenta un contexto relevante y significativo para su experiencia y aplican los conocimientos adquiridos en situaciones prácticas. Al trabajar en proyectos reales, los adultos tienen la oportunidad de explorar y profundizar en temas específicos, investigar soluciones, colaborar con otros y presentar sus resultados de manera creativa.


Este enfoque pedagógico fomenta la autonomía y la responsabilidad del aprendizaje en los adultos, ya que les brinda la posibilidad de tomar decisiones, resolver problemas y gestionar su propio proceso de aprendizaje. Además, el ABP en el aprendizaje adulto puede adaptarse a diferentes estilos y ritmos de aprendizaje, permitiendo a los estudiantes trabajar de manera individual o en equipos, según sus preferencias y necesidades.


Para diseñar una experiencia de aprendizaje basada en proyectos te recomendamos seguir los siguientes pasos:


1. Definir el objetivo y el problema: Identifica claramente el objetivo de aprendizaje que deseas lograr y el problema o desafío que los estudiantes abordarán a través del proyecto. Asegúrate de que el problema sea realista, relevante y estimulante para los estudiantes.


2. Planificación y diseño del proyecto: Diseña un plan estructurado para el proyecto, que incluya una descripción clara de las etapas y actividades necesarias. Determina los recursos necesarios, el tiempo estimado y los roles de los estudiantes. También es importante establecer los criterios de evaluación y las expectativas de desempeño.


3. Facilitar el proceso de aprendizaje: Brinda orientación y apoyo a los estudiantes a medida que trabajan en el proyecto. Fomenta la colaboración, el pensamiento crítico y la resolución de problemas. Proporciona recursos, materiales y herramientas necesarios para que los estudiantes investiguen, experimenten y desarrollen sus ideas.


4. Evaluación formativa y retroalimentación: Realiza evaluaciones periódicas durante el proyecto para monitorear el progreso de los estudiantes. Proporciona retroalimentación continua y constructiva para ayudar a los estudiantes a mejorar y refinar su trabajo. La evaluación debe estar alineada con los criterios establecidos previamente.


5. Presentación y reflexión: Finalizado el proyecto, los estudiantes deben presentar sus resultados de manera creativa y efectiva. Esto puede ser a través de presentaciones, informes, exhibiciones, entre otros. Además, fomenta la reflexión sobre el proceso de aprendizaje, animando a los estudiantes a analizar lo que han aprendido, las habilidades desarrolladas y los desafíos enfrentados.


Para quienes están inscritos en el Learning Club este jueves tendremos un taller donde diseñaremos una experiencia de aprendizaje bajo la metodología de Flipped classroom o ABP


Si quieres conocer más del Learning club escríbeme: https://wa.me/message/NK76Y5OL527XO1


Commentaires


  • WhatsApp
bottom of page